Monseñor Hernan Alvarado Solano

Primer Obispo del Vicariato Apostólico de Guapi

Nació en Bogotá el 26 de enero de 1946, hijo de Benjamín Alvarado y Ana Solano.

Realizó estudios primarios en colegio Nuestra Señora de Fàtima en su ciudad natal, el bachillerato en el Seminario Menor de Zipaquirá y los estudios de Filosofía y Teología en Ibagué y Bogotá.

Además ha realizado estudios complementarios, sobre Nueva Evangelización en el Documento de Santo Domingo, ITEPAL. Bogotá.

Derecho canónico matrimonial – Tribunal Eclesiástico Regional en Bogotá y Comunicación Social para la Pastoral en la Universidad Católica Santiago de Chile.

Ha desempeñado los siguientes cargos: Vicario Apostólico de la Catedral de Zipaquirá, Capellán – Profesor del Instituto Técnico Industrial – Zipaquirá.

Párroco en Gachalá y Junín, Vicario de Pastoral de la Diócesis de Zipaquirá.

Delegado Episcopal para la Pastoral Educativa y Familiar – Zipaquirá.

Párroco de Ubaté y Vicario Foráneo del Santo Cristo y Miembro del Conseo Presbiteral (1996 – 2000).

El 23 de enero de 2001 es nombrado por su Santidad Juan Pablo II como Obispo, Vicario Apostólico de Guapi; recibe la Ordenación Episcopal el 24 de marzo de 2001, se posesiona como Primer Obispo del Vicariato Apostólico de Guapi el 19 de abril de 2001.

Su traslado de la cordillera al mar lo asume con gran entusiasmo y tacto. Un excelente maestro, expone el mensaje evangélico y señala un objetivo para la nueva organización y Administración Eclesiástica del VICARIATO APOSTÓLICO DE GUAPI.

Fortalece la organización pastoral, animando a Párrocos, Mayordomos y Feligreses; insiste en el cumplimiento de los cambios litúrgicos, le preocupa el presente y el futuro de la Educación en la Costa, recomienda senderos de cambio social, económico, político, moral y religioso, con su palabra concisa, clara y brillante.

Le correspone a los cuatro años de su administración liderar con decisión y empuje la celebración de los CINCUENTA AÑOS de la creación de la Prefectura Apostólica y de la segunda llegada de los Padres Franciscanos, hoy Vicariato Apostólico de Guapi – Cauca.

Con un sencillo programa pero rico en espiritualidad, que parte del 8 de diciembre del presente año (2004), es declarado EL AÑO JUBILAR, AÑO DE ACCIÓN DE GRACIAS A DIOS PADRE. Bajo el amparo de María Inmaculada, Madre de la Iglesia y Patrona de Nuestro Vicariato Apostólico, Monseñor Alvarado, conduce a su pueblo a la celebración de los cincuenta Años de vida cristiana, en un acto profundo de “ACCIÓN DE GRACIAS Y DE ENCUENTRO CON JESUCRISTO”.

Bienvenido Señor obispo y Vicario Apostólico de Guapi.

ADELANTE “LA MIES ES MUCHA…”