EL VICARIATO SE ROBUSTECE CON LA ORDENACIÓN DE DOS NUEVOS SACERDOTES

La iglesia particular de Guapi celebra la consagración de dos nuevos presbíteros que han sido consagrados para evangelizar en las tierras del pacífico caucano y nariñense

 

sdrEn una emotiva y concurrida celebración, fueron ordenados presbíteros los diáconos Árlex Javier Torres y Edwar Guillermo Vidal el pasado 3 de agosto, en la catedral la Inmaculada de Guapi. Con la oración consecratoria de monseñor Carlos Alberto Correa y el acompañamiento del presbiterio, estos elegidos de Dios se unieron a la tarea de evangelizar los pueblos del pacífico caucano y nariñense del Vicariato de Guapi.

davEl padre Árlex nació en Palmira el 1 de julio de 1988 y a la edad de un año fue llevado a San Bernardo, corregimiento de Timbiquí, el pueblo natal de su madre, donde estudió la primaria y la secundaria. Se fue a Palmira en busca de trabajo, empleándose alrededor de un año en un supermercado.  Prestó servicio militar en la fuerza aérea y, al término, hizo carrera en el SENA. Sus estudios filosóficos y teológicos los llevó a cabo en el Seminario Mayor de Cali, donde terminó en junio de este año. Ejerció su diaconado en el Seminario y en algunas poblaciones del Vicariato, en las temporadas de Semana Santa y Navidad. El padre Árlex ha sido asignado para acompañar temporalmente la parroquia Santa Bárbara de Timbiquí e iniciar este ministerio dándolo todo por el Señor.

davEl presbítero Edwar Guillermo nació el 23 de junio de 1985 en el corregimiento de Limones, municipio de Guapi Cauca. Estudió en su pueblo natal hasta el grado 9° y terminó el bachillerato en la Institución educativa San José de la cabecera municipal. Desde niño había sentido el llamado del Señor y tenía el deseo de ser sacerdote. Realiza sus estudios de filosofía y teología en la sociedad San pablo, en Bogotá. Se incardina al Vicariato con el diaconado, el cual lo ejerció en las parroquias Santa Bárbara de Iscuandé y en San Miguel Arcángel, López de Micay, donde ha estado estos últimos cinco meses y donde iniciará su ministerio como vicario parroquial.

Es una alegría para esta iglesia particular contar con estos nuevos sacerdotes, en una región necesitada de evangelizadores, ante la magnitud del territorio y las necesidades pastorales en este territorio del pacífico.

Se espera que muchos jóvenes se dejen seducir por el llamado de Dios y opten por seguirlo y amarlo desde este camino de servicio a la comunidad.

Deja un comentario