SACERDOTES DEL VICARIATO RENUEVAN SU MINISTERIO EN LA MISA CRISMAL

El pasado 11 de abril los presbíteros del Vicariato Apostólico de Guapi renovaron sus promesas sacerdotales ante el obispo y la feligresía, para seguir ejerciendo su ministerio con alegría y continuar con la labor pastoral que cada uno realiza en la parroquia asignada.

En la celebración en la que se consagra el Crisma con el que son ungidos los recién bautizados, son signados los confirmados y ordenados los sacerdotes y obispos, el clero expresó su convicción de seguir sembrando esperanza y vida en estas comunidades excluidas, pero de gente alegre y con tesón de la costa pacífica caucana y nariñense.

A la Eucaristía asistieron laicos de las 10 parroquias del Vicariato, quienes también reavivaron su fe para que reconociendo su vocación como bautizados sean evangelizadores activos en sus territorios.

 

Aunque la Misa Crismal se celebra tradicionalmente en todas las iglesias particulares cada año, el Jueves Santo, en el Vicariato se celebró una semana antes por cuestiones pastorales, ya que las distancias geográficas y la movilidad son complejas en esta jurisdicción.

En el marco de esta celebración, los sacerdotes tuvieron tiempo para compartir la fraternidad mediante encuentros deportivos y el ágape con los laicos, teniendo en cuenta que son pocos los espacios que tienen para encontrarse ante las limitaciones de la geografía.

Los sacerdotes terminaron animados con el deseo de seguir propagando el Evangelio en medio de las vicisitudes en la que vive la gente del pacífico, donde la violencia, el terror y la desesperanza se quieren imponer en las comunidades.

Deja un comentario