COMUNICADO A COLOMBIA  DESDE LA CONFERENCIA EPISCOPAL

Mons-Castro-Mons-Fabio-henao

Durante los días 15 a 19 de febrero de 2016, tuvo lugar la asamblea n.100 de la

conferencia episcopal de colombia. la iglesia católica celebró con

agradecimiento a dios este centenar de asambleas que han sido signo de un

episcopado que ha querido prestar su servicio eclesial a la iglesia que peregrina

en colombia con toda responsabilidad y sentido pastoral.

Durante la asamblea sentimos la necesidad de tocar algunos puntos importantes de la vida nacional.

Reflexionamos sobre la realidad y la misión de los obispos, de los sacerdotes y de

los diáconos permanentes, conscientes de que, a pesar de las limitaciones y de los

defectos, en virtud de la unción recibida, vivimos en la unidad en torno a cristo,

el compromiso apostólico para el cual hemos sido consagrados con fidelidad, con

entusiasmo y en el continuo abrirnos a las necesidades de las comunidades

cristianas y de toda la sociedad.

Renovamos nuestro empeño para trabajar por la paz que es don de dios

expresado por cristo cuando nos dijo: «la paz les dejo, la paz les doy no la doy

como la da el mundo» (jn 14,27). nos ocupó el proceso de paz especialmente en

lo que se refiere a la justicia transicional y nos interrogamos sobre cómo la misma

responda a los delitos de lesa humanidad que de ninguna manera pueden tener

amnistía ni ser cobijados por la impunidad. el proceso jurídico en elaboración lo

va logrando, así como lo espera la sociedad nacional e internacional, las víctimas

y el mismo papa francisco.

Tomamos en consideración también otros aspectos muy preocupantes. El primero

de ellos la corrupción tan elevada que hay en el país y que puede llevar al desastre

a colombia como cuando una casa pulveriza sus cimientos. la ética debe ser

tomada muy en serio si queremos construir la nueva colombia del postconflicto.

el país debe levantarse sobre cimientos éticos como la honestidad, espirituales

como el perdón y la reconciliación y culturales como la cultura de la vida, de los

derechos humanos y del buen ciudadano.

 

Ampliar información aquí  2016 C Asamblea Plenaria

 

 

 

 

 

Deja un comentario